cabezote web(1)

En la reorganización del Sector Salud en el Distrito Capital: ” Resultó peor, el remedio que la enfermedad”.

La Concejal del Movimiento Político MIRA  en Debate de Control Político realizado en el Concejo de Bogotà , expresó que existen tres (3) aspectos fundamentales, que nos conducen a realizar la afirmación que ” en la Reorganización del Sector Salud en el Distrito Capital: resultó peor, el remedio que la enfermedad” :

Primero:  La Sobreocupación de las Salas de Urgencias en las Redes Públicas y Privadas.

Manifestó que tal como lo presentamos en el desarrollo del Debate de Control Político, a la Reorganización del Sector Salud en Bogotá D.C., los resultados de los informes emitidos por la Defensoría del Pueblo Delegada para la Salud, la Seguridad y la Discapacidad, en materia de sobreocupación, tanto en las Redes de Prestación de Servicios de Salud, tanto Públicas, como Privadas, no pueden menos que preocuparnos.

Que según el último informe del Organismo de Control[1], que presenta los resultados con corte al 30 de diciembre de 2016, los servicios de urgencias en el Distrito Capital, presentan una sobreocupación del 140%.

Que en este documento, se precisa que para construir las conclusiones en él contenidas, se realizaron dos grupos de visitas a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) en el Distrito Capital, visitas que contaron la particularidad, de ser nocturnas.

Los resultados del primer grupo de visitas:

Las IPS con mayor sobreocupación, fueron el Hospital del Tunal, cabeza de la Red Sur, con 483%, seguido del Hospital de Kennedy con 262% y el Hospital de Suba, con 143%. Por su parte, la IPS de la Red Privada, con mayor sobreocupación, fue la Fundación CardioInfantil, con 814%.

Afirmó que tan preocupantes fueron los resultados de las primeras visitas, como los obtenidos en el segundo grupo de visitas:

  • El Hospital Santa Clara, que pasó de 248%, a 2.357%.
  • La Fundación CardioInfantil, que se mantuvo en 814%.
  • La Clínica Santa Bibiana – ESIMED, que pasó de 222% a 767%.
  • El Hospital la Misericordia, que pasó de 384% a 576%.
  • El Hospital de Suba, que pasó de 148% a 433%.
  • El Hospital la Samaritana, que pasó de 300% a 364%.
  • La Clínica ESIMED – Jorge Piñeros Corpas, que pasó de 148% a 338%.
  • El Hospital Mayor Meredi, que pasó de 123% a 310%.
  • La Clínica Palemo, que pasó de 154% a 305%.

Y por si fuera poco, aquellas IPS que redujeron los porcentajes de sobreocupación, también permanecen en CUIDADOS INTENSIVOS:

  • La Clínica Nueva, que pasó de 713% a 350%.
  • El Hospital el Tunal, que pasó de 483% a 300%.
  • La Clínica Colsubsidio Roma, que pasó de 300% a 260%.
  • El Instituto Cancerológico, que pasó de 356% a 227%.

Manifestó que el problema de sobreocupación a nivel Distrital, no sólo es un problema que afecta a los Hospitales Públicos del Distrito Capital, sino que impacta con igual severidad, a las Redes de Prestación de Servicios de Salud Privadas.

Sin embargo,  dijo que no sólo son las cifras que reporta la Defensoría del Pueblo, las que dan muestras de la severidad de ésta situación, las cifras que reporta la misma Secretaría Distrital de Salud, también permiten observar que reiteradamente las Redes Públicas y Privadas, padecen este problema.

Le expresó al Dr. Luis Morales, Secretario de Salud del Distrito , que el 1 de agosto de 2016, luego de tres meses y medio de la aprobación y sanción del Acuerdo 641 de 2016, se informaba en múltiples medios de comunicación que iniciaba la operación formal de las redes integradas de servicios de salud en Bogotá, las cuales reorganizaban los 22 hospitales del Distrito, en cuatro Subredes. Recuerdo Dr. Morales, lo expresado por usted, en uno de esos medios:

“Esta reorganización del sector salud busca que las cuatro Subredes funcionen de manera integrada con las áreas de recursos humanos, financieras y contables, sistemas de información, planeación, jurídica y oferta de servicios de cada Unidad Prestadora de Servicios de Salud (UPSS), lo que dará fin a la competencia entre hospitales y que además permitirá que haya más personal asistencial mejorando la prestación de los servicios a los usuarios[2].

Le ratificó al Dr. Morales, que según el informe Radicado No. 2017EE5540 del 26 de enero de 2017, la sobreocupación en las Redes de Prestación de los Servicios de Salud Públicas, entre Agosto y Diciembre de 2016, presenta resultados como los siguientes:

 

Hospital Año 2016
Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Kennedy 126% 127% 133% 133% 137%
Meissen 135% 98% 225% 230% 240%
Santa Clara 259% 198% 189% 289% 171%
Promedio de las IPS Públicas Priorizadas 158% 156% 160% 169% 139%

 

Y en las Redes de Prestación de Servicios de Salud Privadas, el asunto es igualmente delicado, por ejemplo:

 

Hospital Año 2016
Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
H. San Ignacio 210% 153% 158% 141% 136%
Méderi 400% 320% 180% 261% 290%
San Carlos 268% 238% 264% 240% 213%
Esimed 104 251% 261% 242% 238% 212%

Y expuso que éste, es el panorama de las salas de urgencias en el Distrito Capital y que èstos , son los resultados de la Reorganización al Sector Salud en Bogotá.

Segundo: Los Problemas con las Autorizaciones de Tratamientos y la Negación de Medicamentos.

Dijo que cómo si la sobreocupación en las salas de urgencias de la capital, fuera poco, también encontramos problemas con las autorizaciones de servicios y entrega de medicamentos. Le expresó al Dr. Morales, que el incremento del 54% en las PETICIONES, QUEJAS Y RECLAMOS, de los afiliados a CAPITAL SALUD EPS, durante el año 2016, pasando de 824 PQRs, en 2015, a 1.268 PQRs, en 2016, nos debe alertar, sobre lo que allí, está pasando. Y por ello, es pertinente recordar las problemáticas más relevantes que manifiestan los afiliados en el período 2015-2016:

  • El 24% ha tenido dificultades de tipo administrativo, que afectan el acceso a servicios, es decir, inoportunidad en autorizaciones, problemas de contratación asegurador-prestador y no suficiencia de red de servicios.
  • El 23% se queja por la falta de oportunidad en los servicios, que significa tiempos prolongados para la asignación de citas de consulta general y especialistas, así como la terminación o cambio en la contratación de servicios asegurador-prestador.
  • El 22% ha tenido dificultades con el suministro de medicamentos. Y aquí la respuesta es preocupante, “en su gran mayoría relacionados con medicamentos POS”.

Ademàs informó que el 69% de las quejas están relacionadas con las condiciones de acceso y prestación de los servicios de salud, que reiteradamente la SUPERSALUD, ha insistido que deben garantizarse y que su INOBSERVANCIA e INCUMPLIMIENTO, tal como lo expresa la Circular Externa No. 013 de 2016, en concordancia con lo dispuesto en la Ley No. 1438 de 2011, DARA LUGAR A PROCESOS ADMINISTRATIVOS SANCIONATORIOS, tanto a título personal, como institucional, sin perjuicio de las RESPONSABILIDADES DISCIPLINARIAS, PENALES o CIVILES que puedan derivarse o las sanciones que pueda imponer otras autoridades judiciales o administrativas. Y es precisamente, esta situación, la que citaremos seguidamente.

 

Tercero:   La Ausencia de Sanciones a las IPS y EPS, que Reiteradamente Vulneran el Derecho Fundamental a la Salud.

Le reiteró al Dr. Morales, que durante la vigencia 2016, la Dirección de Calidad de Servicios de Salud, realizó sólo 143 visitas de verificación del cumplimiento de las condiciones del Sistema Único de Habilitación a sedes de IPS Privadas. Y sólo 21 visitas por quejas asociadas a presuntas fallas en la calidad – hacinamiento/sobreocupación. Ante la severidad y magnitud de la problemática, este esfuerzo, resulta insuficiente.

Ahora bien, se refirió al Decreto 780 de 2016, que consagra que “las entidades territoriales vigilarán permanentemente que las EPS cumplan con todas las obligaciones frente a los usuarios. De evidenciarse  fallas o incumplimientos en las obligaciones de las EPS, estas serán objeto de requerimiento por parte de las entidades territoriales para que las subsanen los incumplimientos y de no hacerlo, remitirán a la Superintendencia Nacional de Salud, los informes correspondientes”. Entonces, en el período comprendido entre febrero y diciembre de 2016, se identificaron y gestionaron ante las EPS, 2.772 casos de barreras de acceso. Aunado a lo anterior, la Secretaría Distrital de Salud, en una muestra de 621 tutelas, estableció que el 40.42% refieren barreras de acceso, el 28.50% Negación de Tecnologías No POS y el 17.39% Negación de Tecnologías POS.

Le dijo al Dr. Morales, `que  “·¿cuántos de esos casos han conducido a sanciones sobre los aseguradores?, o que ¿será, que sólo, nos estamos quedando en hacer planes de mejoramiento, que son incumplidos una y otra vez?  “.

Finalmente y como conclusión general sobre el Proceso de Reorganización del Sector Salud, quiso  recordar lo expresado por la Personería de Bogotá D.C., en el informe Radicado 2017EE620491, del 18 de enero de 2017, en relación a las visitas administrativas realizadas a Hospitales de la Red Pública del Distrito, en el período comprendido entre  el 01 de enero y el 31 de Diciembre de 2016, así como entre el período 01 de enero y 18 de enero de 2017, tiempo durante el cual, se realizaron 1.322 visitas.

“(…) la Red Pública Distrital, no cuenta con el talento humano, insumos, ni medicamentos suficientes para la adecuada prestación de los servicios, así mismo se observa que la capacidad instalada no es suficiente para atender la demanda de los usuarios que requieren atención, por lo anterior se evidencia el incumplimiento de la Ley 1751 de 2015 donde se establece la salud como un derecho fundamental (…)”

Concluyó el Debate diciéndole al Secretario de Salud del Distrito : ” Dr. Morales, RESULTÓ PEOR, EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD”

ver video :  https://www.youtube.com/watch?v=ZCBpYTghJ5M&t=40s

 

—————————————————–

[1] La Defensoría del Pueblo de Colombia es un órgano constitucional y autónomo creado por la Constitución de Colombia de 1991 en su Capítulo II: Del ministerio público, con el propósito de “velar por la promoción, el ejercicio y la divulgación de los derechos humanos” dentro del Estado social de derecho, “democrático, participativo y pluralista”, así como la divulgación y promoción del Derecho Internacional Humanitario.

La Defensoría del Pueblo es uno de los órganos de control del Estado colombiano y está vinculada al Ministerio público; por lo tanto el Defensor del Pueblo ejerce sus funciones bajo la dirección del Procurador General de la Nación.

La organización y funcionamiento de la Defensoría del Pueblo en Colombia está regulada por la Ley 24 de 1992 y demás normas que la adicionan o modifican. El Defensor del Pueblo es elegido cada cuatro años por la Cámara de Representantes a partir de una terna enviada por el Presidente de la República para un período de cuatro años, contado a partir del 1o. de septiembre de 1992. Es decir que en su elección no participa el Senado.

[2] http://www.cmi.com.co/bogota/empieza-a-operar-el-nuevo-esquema-de-salud-en-bogota/400283/

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *