Partido MIRA en el Concejo de Bogotá solicita a los organismos de control vigilar fallas en el sector salud

La Concejal Gloria Stella Díaz, reveló las condiciones inhumanas en las que viven los médicos residentes del Hospital Simón Bolívar que hasta en ocasiones comen en el suelo. (Video).

Para la Bancada de MIRA en el concejo de Bogotá, citante al debate de control político en inmediaciones del Hospital Simón Bolívar, el deterioro y abandono de los centros asistenciales de salud en la capital del país por la reforma que lleva acabo el gobierno Distrital ha afectado la vida de los ciudadanos, sus ingresos y aumentó el riesgo de perder la vida.

La mal llamada reforma a la salud que desencadeno crisis en la salud, puso lapidas a los hospitales y ha venido dando sepultura lentamente al hospital Simón Bolívar, que de ser referente nacional, hoy tiene los baños en mal estado, duchas improvisadas, comedores insuficientes, niños atendidos en el suelo, pacientes en sillas por los pasillos esperando durante días una cama.

Mientras el Distrito asegura que en el último año recibió 3.556 quejas de usuarios por mal servicio la Veeduría Distrital afirma que en promedio cada mes recibe 3.075 quejas.

Para la Concejal de MIRA los organismos de control distritales deberían actuar con la misma celeridad que lo hizo la Procuraduría General en el caso Medimás con la suspensión del superintendente nacional de salud.       

Un año y 6 meses han sido suficientes para demostrar que el sistema se ha desarrollado de forma improvisada y las víctimas ya no solo son los pacientes también los trabajadores de los hospitales cuyas condiciones son inhumanas y se ven marcadas por los baños en mal estado, instalaciones sin condiciones sanitarias, duchas improvisadas, dormitorios sin ventilación y una cafetería convertida en bodega que los obliga a comer en el suelo.

Gloria Stella Díaz, vocera de la Bancada, llamó la atención de las autoridades: “no observamos acciones contundentes, sobre los responsables de este caos que además hoy amordaza a los médicos quienes se atrevan hablar la realidad que sucede al interior de los hospitales. ¿Delegados de las Entidades de Control, hasta cuándo debemos esperar?”

Así viven los médicos y Pacientes en el Hospital Simón Bolívar

 

Díaz alertó sobre la grave diferencia que existe entre las cifras de los organismos de control y la Secretaría de Salud. Mientras la Secretaría reporta 3.556 quejas en un año, la Veeduría Distrital informa que en promedio cada mes recibe 3.075 quejas, lo que equivale en 18 meses a 55.055.

Los cinco 5 principales problemas denunciados se encuentran:

Acceso a los servicios de salud
La atención deshumanizada
El saneamiento básico y los requisitos sanitarios
La atención al usuario
Las dificultades administrativas

La reorganización a la salud en Bogotá a corte del año 2016 ha generado pérdidas que superan los 59 mil millones de pesos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *