Pronunciamiento de Prisión Perpetua, ante Plenaria

La creciente tendencia de abusos sexuales cometidos en contra de los niños, niñas y adolescentes de Colombia, ha despertado en el sentir de nuestra ciudadanía, un rechazo social de grandes proporciones que ha motivado a presentar ante este escenario de nuestra Democracia, una iniciativa mediante la cual se busca convocar al pueblo de Colombia a un referendo con el propósito de instaurar en nuestra legislación,  la pena de hasta prisión perpetua a todas las conductas que constituyan delitos de homicidio doloso, violación y explotación sexual, maltrato severo y secuestro cometidos contra menores de 14 años y en menores con discapacidad física y/o mental.

Al igual que todos los sectores sociales y políticos del país, desde el Miraismo consideramos que es importante avanzar en mecanismos que permitan blindar a nuestros niños y niñas de este tipo de conductas lesivas de sus derechos y garantías…. conductas que lejos de disminuir, han aumentado en gran proporción, causando desolación en cientos de hogares colombianos, potencializando a Colombia en la esfera internacional, como un país que se encuentra lejos de brindarle a los niños, niñas y adolescentes una protección real y efectiva, no obstante a que sus derechos son declarados constitucionalmente como de interés superior y prevalentes, frente a los de los demás y se encuentran así reconocidos en el artículo 44 de nuestra Carta Política.

La situación indiscutiblemente ya está tomando matices que pasan de castaño a oscuro, y sino veamos como en reciente informe, la  Veeduría Distrital, reporta cifras en materia de abuso sexual cometido en contra de niños, niñas y adolescentes en la ciudad de Bogotá para el año 2008. Las cifras registran que para el año inmediatamente anterior, solamente en la Ciudad de Bogotá fueron registrados cerca de 3500 casos de abuso sexual contra menores de edad, lo que podría indicarnos que cada día hubo un promedio de nueve menores víctimas de este delito.

El alarmante informe también nos señala que:

Las más afectadas son las niñas, con un reporte de 2.800 casos: de este total, 782 tenían entre  5 y 9 años.

De igual manera revela el informe que los niños también padecen este tipo de abuso, pues de 590 afectados 235 tenían esa edad. El segundo grupo de víctimas tenía entre 10 y 14 años.

Estas cifras, como ya lo habíamos dicho, nos ratifican que el problema del abuso sexual de niños y niñas en Colombia ha tomado dimensiones insospechadas a tal punto que simultáneo a la posible implementación de una medida como la prisión perpetua si así lo eligen nuestros compatriotas, consideramos que es necesario replantear la política criminal y todas aquellas políticas que resulten conexas para la prevención de estas conductas, teniendo en cuenta los compromisos adquiridos por Colombia en relación con el respeto de los Derechos Humanos ya que el abuso sexual, en especial en los casos de niños y niñas, lesiona y atenta gravemente contra su integridad física, moral y psicológica.
Frente a las constantes denuncias de abuso sexual infantil y adolescente, la pregunta que ha surgido desde distintos sectores del país, es: ¿QUÉ SANCIONES SERÍAN LAS MÁS APROPIADAS PARA IMPONERLES A  LOS ABUSADORES SEXUALES DE NIÑOS Y NIÑAS?, … pregunta que  ha generado distintas posturas, que van desde la necesidad de incrementar la pena de prisión a los abusadores,  hasta el diseño de políticas públicas focalizadas en la atención y protección de la víctima, así como en la resocialización del victimario.
Esta pregunta hoy parece tener una respuesta, que nace desde las mismas entrañas de nuestra Democracia, a través del ejercicio soberano del pueblo de la deliberación, con la que busca concertar como solución a este flagelo la implementación de la prisión perpetua a violadores. Esta herramienta sin dudas constituye uno de los cambios más trascendentales de la historia de la legislación colombiana en los últimos 3 siglos (desde el siglo XVIII), tal y como lo afirmara el otrora Procurador General de la Nación EDGARDO MAYA VILLAZON.
Consideramos que los avances logrados por nuestra legislación frente al tratamiento de los abusadores,  se tenían entre otros con la expedición de la ley 1236 de 2008 de autoría del Movimiento MIRA, en la que se incrementaban las penas a los abusadores. Con ocasión a la promoción de este referendo, se evidencia que esta norma jurídica, es decir la ley 1236 de 2008, debe complementarse ante los nuevos reportes del incremento de estos delitos, circunstancia que nos lleva a acompañar esta propuesta, para que sea el pueblo quien vía referendo, exprese de manera contundente la necesidad o no de incorporar la prisión perpetua a nuestra legislación constitucional y por ende penal.

Finalmente, estimamos pese a las críticas que los contradictores  plantean a la medida… como perfectamente comprensible que nuestra sociedad quiera y persiga de manera más efectiva un mayor castigo… una mayor sanción a los autores de estas conductas, buscando con ella protegerse y cuidar a la niñez y adolescencia de nuestro país.

Sin embargo, desde el Miraísmo destacamos como un hecho importante, en caso de prosperar el referendo,  el papel que deberá asumir el legislador  al momento de reglamentar y dosificar la aplicación de la pena de hasta prisión perpetua, tipificando las conductas punibles a los que se les aplicaría, y a través de la misma, incentivar la denuncia.

Muchas gracias,

GLORIA STELLA DIAZ ORTIZ
REPRESENTANTE A LA CAMARA
VOCERA MOVIMIENTO MIRA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *