Transmilenio por la 7ª: la troncal que no quiere pagar la mayoría de los Bogotanos. Audiencia pública

El Partido Político MIRA realizó una audiencia pública donde ciudadanos y expertos revelaron porque la troncal Transmilenio no le conviene hoy a la ciudad.

  • La carrera Séptima transportará menos pasajeros que el resto de las troncales, 13.500 usuarios en hora pico mientras otras troncales transportarían 48 mil personas.
  • La concejal de MIRA, Gloria Stella Díaz, reveló los resultados de un informe de Transmilenio del año 2003 donde la empresa señala que debería construirse primero la troncal de la Avenida Boyacá y la Calle 68 antes que la troncal de la Carrera Séptima.
  • La Carrera Séptima es la que más altos costos de operación tendrá: 22 millones de dólares anuales, mientras que la Avenida Boyacá 18 millones de dólares y la Avenida 68 unos 14 millones de dólares.
  • Los bogotanos deberán pagar la compra de 303 predios, mas de 40 bienes de interés cultural nacional y Distrital se verían afectados.
  • A esto se suma que El IDU y Transmilenio en sus cifras sobre la troncal se contradicen. El IDU habla de 140 buses y 26 mil pasajeros mientras que Transmilenio menciona 231 buses y 24 mil pasajeros. Esta diferencia influye en los costos de operación e inversión.

La audiencia pública realizada en el Congreso de la República por la Bancada vertical del partido Político MIRA en cabeza de la Concejal Gloria Stella Díaz y el Representante a la Cámara Carlos Eduardo Guevara, puso en evidencia como el gobierno Distrital no ha escuchado el clamor ciudadano que reclama otro tipo de sistema de transporte para este corredor.

 

La bancada vertical de MIRA advirtió que esta troncal no es prioritaria, según lo dicen estudios de Transmilenio, es una de las más costosas y la demanda de pasajeros es de las más bajas, pues solo transportaría 13.500 usuarios en hora pico frente a las más de 48 mil que movilizarían otras troncales.

La concejal Gloria Stella Díaz señaló que Transmilenio por la séptima no debe ser impuesto por la fuerza, más cuando la mayoría de los ciudadanos no quieren ese sistema de transporte sobre el emblemático corredor, la concejal de MIRA quien respalda el clamor ciudadano también dio argumentos que determinan porque la obra perjudicaría a la ciudad.

Una de las razones que preocupa es la falta de estudios y diseños prediales qué según el mismo Instituto de Desarrollo Urbano, no se encuentran terminados, solo hasta marzo del próximo año se conocerá el valor total de la obra incluyendo los costos de los más de 300 predios que deberán ser comprados para esta troncal y pagados por los bogotanos.

Por su parte expertos y ciudadanos quienes asistieron a la audiencia pública realizada en el Congreso de la República, propusieron que sobre la séptima debería implementarse un sistema de transporte más ligero y amigable con el ambiente, al tiempo que pusieron en duda la viabilidad y conveniencia de esta obra.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *