Un final legislativo cargado de iniciativas para el beneficio social

Como positivo para la Representante a la Cámara, Gloria Stella Díaz, fue calificado el cierre de sesiones ordinarias del Congreso, debido a que en las últimas sesiones le fueron aprobados en primer debate dos proyectos en la Comisión Séptima de la Cámara.

 

Se trata de las iniciativas de autoría del Movimiento Político MIRA lideradas por la representante. La primera establece que las Madres Comunitarias sean vinculadas por las Asociaciones de Madres Comunitarias, a través de contrato de trabajo y la asignación, por lo menos, de un salario mínimo legal mensual.
El segundo proyecto, que pretende otorgar beneficios a aquellos padres y madres cabeza de familia que tienen hijos en condición de discapacidad, los que por su grado de discapacidad no pueden ingresar al sistema laboral, haciéndolos dependientes económicamente de sus padres. Díaz Ortíz explicó que “este beneficio consiste en garantizar por parte de las empresas del Estado, la contratación de prestación de servicios, en un porcentaje no inferior al 4 por ciento de estos padres”.
En el curso de las sesiones finales, la congresista lamentó que en la plenaria de la Cámara no hubiera existido la voluntad política para aprobar una proposición de su autoría, en el marco de la discusión de la Reforma Tributaria para la salud. Expresó que su propuesta “pretendía defender los derechos de los loteros y chanceros en el País mediante la consagración de una norma que estableciera la prohibición a los empresarios de realizarles descuentos por concepto del incremento al impuesto a las ventas de los juegos de azar, a las comisiones que se ganan legítimamente”.

Se trata de las iniciativas de autoría del Movimiento Político MIRA lideradas por la representante. La primera establece que las Madres Comunitarias sean vinculadas por las Asociaciones de Madres Comunitarias, a través de contrato de trabajo y la asignación, por lo menos, de un salario mínimo legal mensual.

El segundo proyecto, que pretende otorgar beneficios a aquellos padres y madres cabeza de familia que tienen hijos en condición de discapacidad, los que por su grado de discapacidad no pueden ingresar al sistema laboral, haciéndolos dependientes económicamente de sus padres. Díaz Ortíz explicó que “este beneficio consiste en garantizar por parte de las empresas del Estado, la contratación de prestación de servicios, en un porcentaje no inferior al 4 por ciento de estos padres”.

En el curso de las sesiones finales, la congresista lamentó que en la plenaria de la Cámara no hubiera existido la voluntad política para aprobar una proposición de su autoría, en el marco de la discusión de la Reforma Tributaria para la salud. Expresó que su propuesta “pretendía defender los derechos de los loteros y chanceros en el País mediante la consagración de una norma que estableciera la prohibición a los empresarios de realizarles descuentos por concepto del incremento al impuesto a las ventas de los juegos de azar, a las comisiones que se ganan legítimamente”.

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *